Marketing de Resultados CPM, CPC, CPL y CPA

El marketing de resultados o perfomance marketing, es aquel en donde las empresas realizan una inversión en publicidad con el objetivo de obtener un retorno de dicha inversión. Esta inversión publicitaria puede realizarse en base a diferentes modelos de pago: CPM, CPC, CPL y CPA. La elección de uno y otro dependerá del objetivo que se persiga.

Objetivos Principales

Antes de entrar en detalle en cada uno de los modelos de pago, es importante conocer los cuatro objetivos principales que se persiguen en una campaña de marketing de resultados:

  • Branding: Es el proceso de creación de una marca, de transmitir todo aquello que la identifica, destacando sus principios y valores, intentando establecer una conexión emocional con los clientes.
  • Tráfico web: Consolidar y aumentar el número de personas que accedan a nuestros contenidos con el fin de fomentar su compromiso con la marca, producto o servicio.
  • Generación de Base de Datos: Consiste en construir una base de datos de clientes potenciales interesados en un producto o servicio. Para ello hay que conseguir que el usuario rellene un formulario (lead) en donde deje sus datos para que más tarde, el anunciante pueda contactar con él
  • Venta Online: Conseguir que los visitantes realicen una compra durante el proceso de visita a una página web.

Modelos de Pago

Cada una de las siguientes modalidades pretende fomentar uno de los objetivos vistos anteriormente:

  • CPM (Coste por Mil Impresiones): La empresa paga en función de número de impresiones de un anuncio, es decir, el número de veces que éste se visualiza en una página web. Modalidad muy utilizada en campañas de branding. Una variante de este modelo es lo que se conoce como patrocinio online y es cuando una empresa paga para que su anuncio se visualice en una página concreta durante un periodo de tiempo.
  • CPC (Coste por Clic): La empresa paga en función del número de veces que un usuario hace clic sobre su anuncio. Ideal para campañas de tráfico web.
  • CPL (Coste por Lead): La empresa paga cuando un usuario hace clic en un anuncio y además realiza algún tipo de acción dentro de su página web, como por ejemplo, registrarse mediante un formulario o suscribirse a un boletín de noticias. Modelo empleado en campañas de generación de base de datos.
  • CPA (Coste por Acción): La empresa paga únicamente cuando el usuario que ha hecho clic en un anuncio, realiza una compra en su página web y por tanto, se convierte en cliente. Modelo empleado en campañas de venta online, donde el objetivo es aumentar las ventas de productos.

cadena-valor

La selección del modelo de pago, dependerá del objetivo que se pretenda alcanzar con la campaña publicitaria. En cualquier caso, factores como el tipo de negocio, el público al nos dirigimos o el presupuesto disponible, van a influir de manera decisiva en la elección final, por lo que lo más habitual será ir a modelos mixtos, en donde podremos valorar qué esquema de pago se comporta mejor, y por tanto, ajustar con mayor precisión la configuración de nuestra campaña publicitaria.

post-author